Libera el espacio y la mente en verano

El verano es una época estupenda para liberar espacio en casa y en tu mente. Habitualmente compramos cosas inútiles que ocupan nuestro espacio y quizás llevamos años sin usar. Solo sirvieron en su momento para producir esa inyección de dopamina en nuestro cerebro al comprarlas y luego ya no han cumplido ningún cometido más. Desde un punto de vista psicológico, acaparar compulsivamente es un trastorno psicológico caracterizado por la tendencia a la acumulación de artículos u objetos en forma excesiva y la incapacidad para deshacerse de ellos. Hay que ser conscientes del bienestar que una casa ordenada produce en nuestra vida y nuestra mente y realizar un sistema para mantenerlo.


El método Marie Kondo tiene importantes beneficios psicológicos. Si aún no sabes de qué estoy hablando, Marie Kondo es una joven japonesa que ha desarrollado un sistema para mantener el orden en nuestros hogares y deshacernos de las cosas que no nos hacen feliz. La joven japonesa de Tokio (1984) ha escrito cuatro libros sobre el arte de organizar y lleva vendidos casi cuatro millones de copias en treinta y tres países, en los que es considerada un fenómeno de superventas.



Algunos de los beneficios psicológicos de este método KonMari son:


1. Se evita acumular cosas de forma patalógica.

2. Un ambiente ordenado favorece una mente ordenada.

3. Favorece un estado de felicidad y alegría puesto que debemos guardar solo aquello que nos produzca alegría

4. Eliminamos cosas que nos producen malestar o infelicidad que estaban ahí "molestándonos" en cierto modo

5. Incita a vivir el presente, “no podemos vivir en el pasado”

6. Es una forma de avanzar con determinación y optimismo hacia el futuro


Además de esta forma de ordenar Marie Kondo también propone algunos hábitos 100% recomendables:


1. PLANIFICAR TU DÍA CON LISTAS. Las listas eliminan carga mental y ayudan a ordenar tu día

2. HACER LA CAMA NADA MÁS LEVANTARTE. Te proporcionará el placer de tener la primera tarea del día hecha y eliminarás la tentación de la procastinación

3. RECOGER LA COCINA DESPUÉS DE CADA USO. Tener la cocina siempre limpia es relajante en sí mismo, cuando la tienes que recoger después de acumular un montón de platos, es insufrible, estresante y pesado.

4. GUARDAR CADA COSA EN SU SITIO DESPUÉS DE USARLA. Cualquier pequeño detalle por tonto que parezca puede volver a generar desorden.

5. SALUDAR A TU CASA COMO MARIE KONDO. Pararse dos minutos a agredecer y respirar reduce la ansiedad inmediatamente. A veces entramos en la casa como un elefante en una cacharrería y esa energía se transmite a los nuestros, este hábito genera mucho más cambios de los que parece.


Una serie de rutinas básicas de orden pueden mejorar tu calidad de vida y tu bienestar mental y emocional.


Yo ya he me puesto a realizar el Marie Kondo en mi casa y he aprovechado para poner en venta algunas de las cosas "que ya no me hacen feliz" o no me hacen tan feliz como para estar ocupando espacio en mi hogar. Si quieres echar un vistacito puedes encontrar cosas bonitas y baratas en mi perfil de Chicfy: https://www.chicfy.com/user/espemargal


Aprovecha tu verano para ordenarte física y mentalmente. ¡A ser felices!

0 vistas

© 2020 Esperanza Martínez Galindo Lic. Psicología